marnuj

Año 2 | No. 9 | 2015.

| Reubicando a los frikis

Se dice que la terminología "friki" viene de la palabra inglesa "freak", que significa monstruo, raro o chiflado. Y auqnue no se toma tan literal con esta palabra se define a los jóvenes, mayoritariamente adolescentes cuyo comportamiento se sale de lo usualmente aceptado por las normas sociales. Llegando a tener fascinación por cierta actividad al grado de convertirse en una adicción o modo de vida.

Por Jorge R. Rodríguez | Septiembre 2015


A principios del año 2000 el término Friki se empezaba a usar y ponerse de moda, sin embargo el concepto era concebido de forma despectiva para agrupar aquellos que se distinguen por tener gustos poco comunes y aficiones a las que dedican todo su tiempo libre.

No obstante podemos ubicar a las personas o grupos con estas características mucho antes de que el concepto Friki se pusiera de moda. Ejemplo de ellos son los “Cheleros” y “ “Rollers”. 

“Cheleros”
Los “Alcoholicus Anonimus” más representativos del gusto por el agua de cebada! Estos se encuentran alrededor del país y del mundo, con gustos tan característicos y variados como personalidades puede haber, y aunque existan diferencias culturales, económicas, políticas, religiosas, etc., podemos identificar un “alma” o “espíritu” (la cebada) que los une en un frio y espumoso deseo de  ¡salud! Los amantes de la cerveza o comúnmente conocidos como “Cheleros” son grupos de personas salen de la clasificación ordinaria de los Frikis pues son aceptados por las normas sociales y su comportamiento no sale de lo usual. De hecho los Cheleros son los más aceptados por la sociedad entre los Frikis, sin que eso signifique que sonlos más sociables.


“Ser chelero es todo un arte más que una ciencia, es una costumbre más que una moda y es una tradición mas que una adicción. Es un deporte”, así lo describe “El Güero” un estudiante  de nivel universitario que al pedir su segunda cerveza del día, en el conocido Salón Corona (en la Ciudad de México), me comparte su punto de vista sobre los cheleros.

Ya que hablamos de este refrescante “deporte” vale la pena mencionar que el gusto de practicarlo no se limita a tiempo ni espacio, pues se puede disfrutar de una cerveza fría (clara u obscura, artesanal o importada), en la comodidad de un bar para los que son de pensamiento “bohemio”; en la cálida compañía de familiares y amigos, en una reunión familiar; también están los que hacen mérito al cobijo del concepto “Banqueteros”, quienes están dispuestos a refrescarse en cualquier tiendita tomando como sofá la amplia banqueta que ofrece el espacio público; se conoce como “Nomadas”, aquellos que disfrutan de tomar una cerveza en lugares tan variados  como se los permita las circunstancias. Estos lugares van desde un tianguis sobre ruedas hasta un llano o deportivo (aunque no cuenten con botana) – Ahora entiendo por qué “El Güero” decía que esto es todo un deporte-.

Los costos definitivamente son variados, dependiendo del tipo de Chelero que se represente, y aunque  suelen ser precios no muy elevados (entre $100 y $200 M/N por persona), el Chelero está dispuesto a gastar lo que sea necesario con tal de “apagar su sed”.

Y como estoy convencido que al leer esto, de manera inexplicable, te invadirá el deseo de disfrutar de una buena “espuma fría” te recomiendo salir de la rutina y probar nuevas marcas y sabores que seguramente encontraras de tu agrado en “El depósito”, ubicado en la Colonia Hipódromo Condesa, en el número 75 de la calle Baja California, donde por un costo aproximado de $200 a  $350 M/N, disfrutaras de una variedad poco más grande de 100 tipo de cervezas (artesanales, stouts, ale, etc.)

Si lo que prefieres son los bares “tradicionalistas” puedes acudir a “El otro Río” donde por la módica cantidad de $100 M/N por persona, puedes disfrutar de un par de “Vickys bien Helodias”, este antaño bar se encuentra ubicado en República de Cuba #45 en la Colonia Centro del Distrito Federal.

¡Ya sabes dónde pasarla bien este fin de semana! Pero eso sí, si tomas se responsable, responsable de invitar al equipo Marnuj a disfrutar contigo y compartirnos tu experiencia.

“Rollers”
A estos adictos a las ruedas, la acrobacia y la velocidad se les ubica frecuentemente en la Ciudad de México en la zona conocida como “Mora” (ubicada a un costado del Centro Cultural José Martí), en la Alameda central. Los Rollers son un grupo de personas que dedican su pasión, energía y tiempo libre al patinaje en sus diversas modalidades: Velocidad, agresivo, Freestyle, Freeskate & Fitness. El ser clasificados como un tipo de “Frikis sobre ruedas”, por su adicción al patinaje (adicción que se convierte en su forma de vida), no les molesta... lo que si les disgusta es que llueva, lo que limita su ansiedad por ponerse unos patines y “rodar” por las calles para poder sentirse libres y disfrutar al máximo lo que han adoptado como su deporte favorito.

Otra posible causa de molestia para los denominados Rollers es que al escuchar dicho concepto se piense que son patinadores de tabla o Skaters, y aunque no tienen una “rivalidad declarada” contra los Skaters (pues los Rollers parecen ser un grupo con un temperamento más relajado, de mentalidad abierta y tolerante), les incomoda un poco que en algunos espacios los patinadores de tabla acaparen las pocas instalaciones de patinaje existentes en el Distrito Federal.


Si burdamente comparamos a los Cheleros vs Rollers (omitiendo que uno de los grupos practique verdaderamente un deporte), notamos que los  Rollers al igual que los Cheleros no les duele gastar lo que sea con tal de saciar su ansiedad. Es decir, a los  Rollers  no les importa pagar precios que van desde los $2000 hasta los $12,000 por un par de patines, que dependiendo de la finalidad o especialidad de su patinaje le permita obtener el mejor desempeño sobre ruedas. Costo que no contempla protecciones y accesorios adicionales.

Algo positivo de los Rollers, y desde mi punto de vista plausible, es la petición hacia el automovilista y el fomento continuo de respeto hacia el peatón, el ciclista, skater y hacia el mismo roller. Algunos integrantes de estos grupos suelen ser personas que se informan, o están pendientes de reglamentos o actualizaciones de reglamentos como Ley de Movilidad del Distrito Federal y Reglamentos de tránsito.

Podría recomendarles lugares para patinar pero bien se sabe, que no todos los Rollers tienen el mismo estilo de patinaje, además, depende mucho de la hora y el clima pero si invitan al equipo Marnuj podemos encontrar una ruta juntos que nos haga disfrutar de la ciudad, su gente, la cultura y las maravillas que ofrece un Tour sobre ruedas...





Tradicionalmente se ubica a los Frikis como aquellos que están obsesionados con los videojuegos, revistas de anime o las tecnologías, pero jamás habíamos pensado en que frikis de otro estilo conviven a nuestro alrededor de diferentes maneras. Ubicar comportamientos que se salen de la aceptación social, rara o monstruosa no  es la única forma de identificar frikis. Es posible que esos comportamientos existieran mucho antes de que se pusiera de moda el concepto Friki, solo hace falta ubicar sus comportamientos en cierto tiempo y espacio para poder “reubicarlos” en un nuevo concepto y tiempo.

Esperando que se vuelvan unos Frikis de Marnuj, me despido de ustedes esperando les guste esta propuesta de pensar a los frikis como una forma de vida y no como una rareza, o fenómeno social.

¡Nos seguimos por el Canal Marnuj a través de las redes sociales y... hasta el próximo número de esta su revista preferida MARNUJ!