La Revolución, en todos los aspectos, ya sea social, económica, científica, espiritual, tecnológica, etc. Marca sin duda la historia del hombre, pues aunado a ello en el vórtice de su nacimiento se dan otras expresiones menos contempladas de desahogo físico e incluso espiritual, los cuales a veces se convierten en una disciplina, en el caso de las acciones físicas de las que hoy hablaremos, llegan a ser incluso técnicas de combate hasta llegar a otro tiempo más tranquilo y transformarse en un deporte, tal es el caso de la Capoeira y del Ninjutsu.

Por Itzel Santos


 

La Capoeira, actualmente es un deporte del Brasil, pero para llegar a ello una larga historia le rodea. Sus inicios datan de finales del siglo XVI, justo cuando los nativos africanos eran raptados de sus lugares de origen y trasladados a la fuerza en galeones a través del mar para ser vendidos como esclavos. Sin duda alguna esta raza, es una de las más fuertes sobre este planeta, traían un conocimiento milenario que les permitía seguir bailando aún en medio de la opresión, así que llagan a América con sus bailes llamados  “Batuque” y “N´golo”, las cuales retomaban la flexibilidad y la rapidez de los movimientos de animales de la selva, incluso ya en la enseñanza formal, varios de los movimientos se llaman como el animal que los inspiró.

Los esclavos al ser vigilados y constantemente maltratados, se reunían en lugares rodeados de maleza, para no ser observados por sus captores y así poder practicar esta danza hasta perfeccionarla y hacer de ella una técnica de ataque, que dado el momento utilizarían para escapar, muchos lo consiguieron y formaron asentamientos llamados Quilombos, en las lejanías de los hombres blancos, sin embargo a veces eran recapturados; aún así la tradición de esta danza de combate jamás se perdió entre ellos.

Con el tiempo se crearon estilos y hasta fue menospreciada por considerarle un acto de delincuentes, hasta que alguien nombrado como “Mestre Bimba”, por allá de 1932, tuvo la oportunidad de demostrar ante algunas autoridades, que la Capoeria, era una danza de combate sumamente elaborada, a partir de entonces se le adoptó a esta práctica como un deporte de alto rendimiento.

En la actualidad ya no es tan común ver la Capoeria de estilo Angoles, el cual se dice es el más antiguo, ahora lo que predomina es el estilo regional, la cual luce más por ser sumante rápido y estar acompañado de más instrumentos y ritmos vertiginosos, pero altamente criticada, por introducir movimiento que le pertenecen a otra disciplina de combate que es el Ninjutsu.

Qué curiosamente es justo de la otra disciplina de la cual platicaremos en este número y como ya se estarán imaginando “Ninjistu” suena a Ninja y no están perdidos, pues es justo este clan de guerreros antiguos el que lo practicaba.

La mayor parte de las veces tendemos a pensar que los Ninjas o Shinobieran solamente son espías y sicarios que a diferencia de los Samuráis, por considerarles de estrato inferior, se piensa en el poco honor que podían poseer y que su única finalidad era vender sus servicios al mejor postor, pero nada más falso, pues los Ninjas también surgen a mitad de un vórtice de batalla entre clanes de distintos señores feudales; lo que ocasionaba que los guerreros sombra o Ninjas pelearan  también codo a codo con sus gobernantes, para evitar ser conquistados.



Lo interesante de todo esto además es que dentro de los clanes ninjas, existían mujeres guerreras, llamadas “Kunoichi”, quienes eran igual o más feroces que los Ninjas hombres, pues la base de su técnica se centraba en el arte de la seducción, además de manejar con suma destreza técnicas marciales y ser inigualables en el arte de la farmacología, para las mujeres Ninja, no existía puerta que les impidiera el paso, su belleza era inigualable y elegida con minuciosa atención, pues de ello dependía la efectividad para realizar su trabajo y conservar la vida al estar con el enemigo. “Kunoichi” significa 9 más uno y hace referencia al número total de orificios que posee la mujer, haciendo referencia precisamente a la vagina.


Las armas que utilizaban eran pequeñas y ligeras, algunas se utilizaban indistintamente por hombres y mujeres, como el “Shuriken”, también conocido como estrellas y como hermosas mujeres femeninas, hacían de su peinado algo mortal, teniendo veneno hasta en el accesorio  llamado “Kanzashi”, que les sujetaba el cabello.

Así el Ninjutsu, fue una mezcla de técnica de combate, china y japonesa, que se fue perfeccionando hasta convertirse en la práctica deportiva que se complementa con filosofía oriental, para mantener en equilibrio cuerpo y alma sin renunciar a estar en todo momento alerta.

Espero hayan disfrutado uno de los fragmentes que a veces se escapan al mirar las revoluciones en medio de las cuales nacen otros cambios, quizá menos significativos, pero que como hemos visto marcan la historia y trascienden tiempo y fronteras, creando movimientos de masas, pero también crecimiento  físico y del alma.

Si se han quedado con ganas de seguir leyendo, les sugiero le echen un vistazo a los siguientes materiales:

  • Capoeira >>>
  • • Samuráis, ninjas y geishas. Ed. Diana
  • • El libro de los cinco anillos.
  • • Bushido, el espíritu del Japón (Bushido es el antiguo código de los Samuráis).
  • • Los ninjas de Kogá y su código secreto.